imatge preguntes freqüents

A menudo, cuando valoremos la necesidad de hacer una consulta o pedir la opinión de un profesional, hay una serie de cuestiones que desconocemos.

Este apartado está pensado en dar respuesta, en la medida de lo posible, a alguna de estas dudas.

Necesito pedir visita a un profesional de Salud Mental?

No es extraño que en algún momento de nuestras vidas nos podamos encontrar más desanimados o inquietos por algún motivo. Ciertos niveles de malestar forman parte de la vida humana y habríamos de tener suficientes recursos personales y un entorno familiar y social favorecedor para poderlos tolerar y resolver. Pero, en ocasiones, puede ser porque no disponemos de éstos recursos personales y/o de un entorno que nos apoye, o puede ser porque el problema que provoca nuestro padecimiento se alarga en el tiempo o es demasiado importante, requerimos de ayuda de un profesional. Cuando las dificultades que padecemos no nos permiten tener una vida satisfactoria e interfieren en nuestras relaciones familiares, laborales y/o personales, es el momento de pedir ayuda profesional.

Que diferencia hay entre un Psicólogo Clínico, un Psiquiatra, un Psicoterapeuta y un Psicoanalista?

Un Psicólogo Clínico es un Psicólogo que está especializado en Psicología Clínica. Eso le permite hacer valoraciones y tratamientos psicológicos basados en determinadas técnicas para ayudar a las personas a comprender sus problemas y para encontrar maneras de hacer frente a estos problemas y otras cuestiones.

Un Psiquiatra es un Médico Especialista en Psiquiatría. Eso le permite prescribir fármacos así como ayudar una persona a pensar sobre sus dificultades y cómo podría encontrar diferentes maneras de sobrellevarlas.

Tanto los Psicólogos Clínicos como los Psiquiatras pueden realizar una formación específica añadida que les habilita como Psicoterapeutas. La psicoterapia es un tratamiento psicológico que tiene como objetivo realizar una serie de cambios estables y más profundos en la persona sin los cuales será difícil que viva de forma satisfactoria.

El Psicoanálisis es un tipo específico de Psicoterapia que se caracteriza por tener como objetivo una serie de cambios aún más profundos y estructurales en el paciente que otro tipo de psicoterapias. Por este motivo, el Psicoanálisis es un tratamiento que requiere de más intensidad (alta frecuencia semanal de sesiones) y tiene una previsión de duración más larga. Un Psicoanalista es un profesional formado específicamente para poder llevar a cabo Tratamientos Psicoanalíticos.

Y si no soy yo sino mi hijo o hija quien necesita ayuda?

En ocasiones no somos nosotros sino algún miembro de nuestra familia que necesita ayuda pero, ya sea porque no tiene suficiente madurez para darse cuenta, porque no lo expresa explícitamente o porque no piensa que tenga ninguna dificultad, no es capaz de pedir ayuda.

Los niños y los adolescentes, como los adultos, tienen diferentes maneras de expresar el malestar: algunas veces pueden comunicarlo de forma muy coherente pero otras la única manera que tienen de hacerlo es mediante la conducta, el rendimiento académico, su cuerpo, la alimentación, la manera de relacionarse con los demás o, incluso, provocando daño en los demás o en sí mismos. En estos casos, hace falta determinar qué tipo de ayuda necesitan, si está más indicado un tratamiento individual y si las dificultades tienen que ver con un funcionamiento familiar que requieren ser valoradas.

Si comienzo un tratamiento ¿me he de medicar?

Desde nuestro punto de vista, el principal instrumento que hemos de emplear para resolver las dificultades con las que podemos encontrarnos son nuestras propias capacidades que nos permiten superar el problema que nos afecta. Esta tarea puede requerir de ayuda de un profesional para poder enriquecer o desbloquear los recursos con los que contamos pero que por algún motivo han quedado frustrados.

Muchas veces no es necesario recurrir al tratamiento farmacológico, pero en determinadas situaciones la medicación puede servirnos como un aliado cuando la gravedad o las características del problema que padecemos no nos permiten pensar, sentir o actuar de forma natural. En ocasiones, el tratamiento farmacológico es necesario pero siempre habría de estar al servicio del tratamiento psicoterapéutico que ayuda al paciente a fortalecer sus recursos personales y que le permita, con el tiempo y en muchos casos, poder dejar definitivamente la medicación.

Qué puede aportarme hacer una consulta de valoración?

Poder consultar a un profesional ofrece la posibilidad de recibir la opinión de un experto en relación al malestar que se padece, los posibles motivos de este malestar, el tipo de tratamiento que puede ayudarle y las consecuencias de no hacer nada al respecto.

Además, permite experimentar el tipo de aproximación del profesional en relación a sus dificultades y descubrir en primera persona si tiene sentido y si cree que puede ayudarle. Una consulta de este tipo acostumbra requerir más de una visita.

Cuenta cuesta?

El precio de una primera entrevista es de 60€ en entrevista individual. A partir de esta visita, paciente y profesional podrán valorar los honorarios dependiendo de diferentes factores como pueden ser las posibilidades económicas del paciente o el tipo de tratamiento recomendado, entre otros.

Como puedo saber que el profesional que me trata es competente?

A nivel formal y legal, tanto los Psicólogos Clínicos como los Psiquiatras han de estar colegiados en su colegio oficial. En el caso de los Psicólogos Clínicos es el COPC (Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña) y en el caso de los Psiquiatras es el COMB (Colegio Oficial de Médicos de Barcelona).

Consideramos que tener una titulación y estar colegiados es imprescindible, pero más allá de la titulación creemos que hay otros factores que determinarán si el profesional que nos atiende puede ayudarnos. Nos referimos a la relación interpersonal que se desarrolla a partir del primer contacto entre paciente y profesional: si la persona que nos atiende nos despierta confianza, calidez y capacidad de comprensión pero a la vez suficiente profesionalidad y rigurosidad. Estos aspectos influirán de forma significativa en la relación terapéutica que comienza a establecerse y en los resultados del tratamiento.